martes, 22 de enero de 2013

Naranja en rama (acuarela)

Esta tarde me he sentido acuarelista y me he puesto al tema. Llevo días dándole vueltas a esta idea: pintar fruta todavía en su rama, unida a la madre tierra y recibiendo de ella su ambrosía. Y ha salido esto. Creo que estoy un poco desentrenado, pero pronto calentaré motores jajaja. Más abajo os detallo cómo lo pinté. Espero que os guste.
 


Naranja en rama - acuarela - 22 x 35 cm



ASÍ SE HIZO:

1) Como de costumbre, un buen dibujo es siempre un buen comienzo. Una primera toma de contacto la haremos manchando con los colores base de cada elemento, el que vemos a simple vista que es el dominante.




2) A continuación seguimos con el cielo. En esta acuarela no me apetecía utilizar la goma líquida de enmascarar (¡huele muy mal jajaja!), así que fuí cubriendo las zonas entre las ramas y las hojas con paciencia y cuidado. Una primera capa ya nos va situando en la escena.



3) Para el cielo utilizo el azul cerúleo, que para días claros y soleados es el más recurrente y acertado, a menos que observemos en el tono alguna variación significativa en cuyo caso utilizaríamos otras alternativas, Para la naranja, una primera capa de amarillo claro le dará una luminosidad al resultado final interesante. Diferentes tipos de verde (o mezclas de azul y amarillo en diferentes proporciones) nos dará variedad y riqueza a los matices de las hojas. Para las ramas y los brotes, vamos con cuidado de respetar las zonas de luz, y utilizamos ocre claro, sombra natural, sombra tostada y siena tostada. En algunas hojas predomina una tonalidad azulada que respetaremos.



4) Seguimos con toda la paciencia posible (algo de lo que yo carezco :-D) aplicando capas de color sobre las anteriores, cuidando pintar sobre seco en esta ocasión. Si hubiéramos querido lograr mayor uniformidad en las pinceladas y que no se noten, utilizaríamos más carga de color en las capas y lo aplicaríamos con pinceladas lentas arrastrando la carga de pintura diluida, cuidadosamente. A la naranja le llega el turno de usar el amarillo de Nápoles, naranja intenso y dosis equilibradas de siena tostada para las sombras. En los detalles finales, incidimos en las sombras incluyendo en las mezclas algo de azul. El azul es un aliado para pintar zonas en sombra: mezclaremos el color dominante, con otro tono más oscuro de ese color y azul. El resultado final lo podéis apreciar en la primera imagen de la entrada. Saludos para todos y ¡no paréis de pintar!